Saltear al contenido principal

Estrés y mandíbulas sobrecargadas

Estrés Y Mandíbulas Sobrecargadas

En relación a la vida tan acelerada que llevamos y que a veces puede comprometer nuestra salud, cada día más aumentan las visitas al dentista con serias molestias al masticar o con dolor en la mandíbula que incluso puede llegar a extenderse hasta las cervicales. Sin llegar al extemo de una fractura dental como producto de fuertes mordidas -sobre todo durante la noche- el que debiera ser nuestro momento del día para relajarnos es, paradójicamente, cuando más apretamos.

Ante la presencia de dolor en este hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes que puede provocar molestias en diferentes partes de la cabeza, también llamado bruxismo, debemos considerar si la causa es médica, odontológica o incluso psicológica. Cuando la causa suele ser psicológica, como en el caso del estrés, los síntomas físicos varían desde la hiperactividad muscular, la inflamación de los tejidos corporales (especialmente los del alrededor de la mandíbula) y excesiva tensión muscular, lo cual desencadena el frotamiento de los dientes.

Se ha podido apreciar el aumento de la hiperactividad muscular durante los periodos de estrés, con una sintomatología posterior de presencia de dolor. Cuando esta actúa sobre las articulaciones de la mandíbula, el bruxismo termina produciendo una hipertrofia de los músculos maseteros, dolor de cabeza y daño crónico del arco dental.

Desde el punto de vista odontológico, una vez realizada la valoración individual con el paciente, el dentista determinará si la causa del bruxismo como mencionamos anteriormente. Aun siendo el motivo del bruxismo de raíz psicológica por motivos de estrés, la recomendación de empezar a llevar una férula de descarga por la noche puede, al menos desde ese momento, ayudar a frenar el desgaste de la dentadura. La férula de descarga o de relajación se realiza a medida y se coloca en la clínica para que la oclusión de los maxilares inferior y superior sea la correcta. Se recomienda su uso continuado por las noches y al tratamiento se añaden otras indicaciones de relajación, además de otras terapias complementarias.

Hoy por hoy se practican terapias como la craneo-sacra que resulta muy eficaz para los pacientes. Por otro lado, y en casos muy extremos de avanzado desgaste dental, la recomendación de efectuar restauraciones o coronas de reemplazo o de tratamiento con ortodoncia cuando una mala oclusión de las mandíbulas puede corregirse con este método.

Algunos de los síntomas por los que se recomienda visitar al dentista ante un probable caso de bruxismo son:

  • Dolor facial y/o mandibular
  • dolor de cabeza sobre todo al despertarse
  • tensión y dolor cervical
  • dolor de oído
  • acúfenos (pitidos o zumbidos en los oídos)
  • desgaste de los dientes
  • no morder bien
  • dificultad para mover la boca por completo
  • chasquido al morder la boca
  • vértigos
  • insomnio
  • estrés/depresión

Si es tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Pide tu cita llamando al 93 491 17 77 o mándanos un Whatsapp al 608 62 52 83

Volver arriba